Puerto Rico, emulemos lo que funciona

Uno de los factores más importantes para el desarrollo económico de un país, como para su bienestar, es la flexibilidad o facilidad de establecer negocios. No obstante, en Puerto Rico, este no es el caso.


Nuestra Isla sufre grandes desventajas en contraposición a otros países, tanto para el comerciante local como para el comerciante extranjero. Este problema surge de las barreras burocráticas tales como solicitud y procesos de permisología en el gobierno de Puerto Rico, y esto nada tiene que ver con los asuntos de estatus, puesto que es materia de política pública fiscal. Además, según el Tax Foundation (2019), Puerto Rico ocupa el tercer puesto a nivel mundial de MAYOR fiscalidad de impuestos (37.5%) para las corporaciones.


Sin embargo, la Ley 154 de 2010, que establece un 4% para empresas foráneas, solo aplica a negocios que generen $75 millones de dólares o más en ventas brutas al año, la cual a la gran mayoría de éstas no le aplica. Estas razones han creado incertidumbre en la inversión extranjera directa y, según el Scientific Research Publishing (2017), las entradas netas desde el 2012 hasta el 2015 fueron de $-26,758.6 millones.


Es decir, que existen menos corporaciones operando en el país, y como consecuencia se produce una merma en la oportunidad de empleo y una reducción en la oferta de bienes y servicios a la población. Ciertamente las trabas gubernamentales afectan las operaciones y la confianza de los inversionistas tanto locales como extranjeros. Los indicadores son un factor vital para cualquier inversionista, por lo tanto, el objetivo de Puerto Rico debe ser ubicarse entre los primeros países del mundo. Ahora, ¿cómo sería esto posible?


Si imitamos a los países más prósperos, en cuanto al mercado se refiere, generando libertades económicas con menos intervención gubernamental, menos regulación para los empresarios, y una disminución en los impuestos, se puede lograr el progreso económico y social.


Ahora, evaluemos los siguientes datos para llegar a una conclusión objetiva, que nos permita tomar decisiones de la manera correcta, no de manera tradicional populista y poco efectiva.

Tabla1.1

Fuente: Índice de Libertad Económica (2019)


El Índice de Libertad Económica representa la viabilidad de hacer negocios en los países. La clasificación es producida a través de cuatro factores: A) leyes gubernamentales, que se ampara en la integridad de un gobierno, en la eficiencia judicial y en los derechos de la propiedad. B) Tamaño del gobierno, refiriéndose a los impuestos para negocios, gasto gubernamental y fiscalización sana. C) Regulaciones para negocios, la cual mide la libertad de realizar negocios, la flexibilidad laboral y la libertad monetaria. D) Mercados abiertos, los cuales representan la libertad de cambio de bienes y servicios, libertad de inversión y libertad financiera.


Burocracia

Según observamos la tabla 1.1 (arriba expuesta), estos 6 países son los que mayor libertad económica poseen en el mundo. Principalmente, cuentan con un acceso fácil y avanzado para la incorporación de negocios, y con una baja tasa de impuestos. Según Trading Economics (2020), la tasa contributiva para Irlanda es de 12.5%, Hong Kong 16.5%, Singapur 17%, Suiza 18%, Australia 25% y Nueva Zelanda 28%. Sin embargo, son relativamente menores a la tasa contributiva para corporaciones de Puerto Rico (37.5%).


En referencia a los procesos burocráticos, Singapur es ejemplo de la poca burocracia e intervención del estado para con las corporaciones o negocios; este cuenta con un sistema computarizado (Accounting & Corporate Regulatory Authority), que permite la incorporación de negocios desde cualquier parte del mundo, y solo se requiere de un personal local administrándolo. Los permisos varían por el tipo de negocio. No obstante, solo se requiere de un permiso para comenzar operaciones.


Riqueza

Según los datos del Banco Mundial (2019), Suiza ocupa el 3er país con mayor renta per cápita en el mundo ($81,993), Irlanda la 4ta posición ($78,660), Singapur la 8va posición ($65,233), Australia la posición número 12 ($54,907), Hong Kong la posición número 16 ($48,755) y Nueva Zelanda la posición número 26 ($42,084). Es decir, que como consecuencia de estas libertades económicas que estos países tienen, se genera la creación de empleo y de riquezas, beneficiando a dicha población.


Inversión Extranjera Directa

La Inversión Extranjera Directa (IED), según Index Mundi (2018), calcula el valor acumulativo de todas las inversiones en países extranjeros, principalmente realizadas por empresas. Es decir, la inversión que se recibe de parte de entes externos en el país, de cualquier índole de bienes y servicios, excepto compras de acciones. En la posición #5, #6 y #7 de mayor IED en el mundo está Hong Kong ($2,035,999,965,184), Suiza ($1,700,999,987,200) e Irlanda ($1,559,999,938,560). Singapur se encuentra en la posición #13 con ($841,399,992,320), Australia en la #17 ($509,700,014,080).


A pesar del pequeño tamaño de estos países, se colocan entre los primeros 13 países con mayor IED del mundo. No obstante, si intentamos ubicar a Puerto Rico ($-4,722 M, 2015) en cuanto a su posición dentro de este índice, no estaría ni entre los primeros 117 países.


Seguridad

En cuanto al bienestar y seguridad de los países, según el World Population Review (2019), refleja la cantidad de asesinatos por cada cien mil habitantes: Singapur cuenta con .32 muertes violentas por cada 100 mil habitantes, Hong Kong con .38, Suiza con .54, Australia con .66, Irlanda con .80 y Nueva Zelanda con .99. Es decir, que en estos países no ocurre ni un solo asesinato por cada 100 mil habitantes.


Además, según el World Atlas (2019), los países más seguros del mundo están en el siguiente orden: Suiza se posiciona como el país número diez, Hong Kong como el séptimo, Singapur como el cuarto, y Australia como el segundo. Para esta clasificación del World Atlas (2019) se utilizaron como criterios el terrorismo, los conflictos políticos y la violencia. Sin embargo, aun considerando aspectos de terrorismo y problemas políticos, 4 de los 6 países con mayor libertad económica están dentro de los primeros 10 países más seguros del mundo.


Observamos claramente que los países con mayor libertad económica están siempre entre los mejores países del mundo, en aspectos vitales tales como seguridad, bienestar, oportunidades de empleo, altos salarios, y una buena calidad de vida. El éxito de estas naciones se debe a su libertad económica la cual le ha permitido generar riquezas, gozar de mayor seguridad y de una vasta inversión extranjera.


Conclusión

La economía tiene un efecto intrínseco con los aspectos sociales, ya que en un país donde hay prosperidad disminuyen los crímenes por necesidad, se generan mayores oportunidades para los ciudadanos de a pie, se produce mayor riqueza per cápita, desarrollo humano, democracia y eliminación de la pobreza, como también provoca una merma en los costos de bienes y servicios dado a la competencia de mercado.


Un país que produzca una perspectiva mundial de seguridad le brinda confianza al comerciante local y al extranjero, así como al turista o futuro residente extranjero en búsqueda de oportunidades.


Por tal razón, es hora de emular lo que funciona, dejando atrás todas las políticas que nos siguen costando sufrimientos. Es momento de avanzar como lo hace el tiempo. Esto no se puede lograr con más regulaciones e impuestos sino con acceso rápido a los permisos y licencias, y con menor intervención del gobierno para poder operar los negocios. Nos urge desarrollar un Estado más pequeño, como lo hacen estos países, los cuales pudimos observar, con datos objetivos, que no es casualidad su éxito.


Para más análisis como este puede acceder a nuestro blogs aquí o contactarnos

.

169 views
Need more details? Contact us

We are here to assist. Contact us by phone, email or via our Social Media channels.