Cronología de la destrucción económica de Puerto Rico

January 26, 2020

Al igual que muchos, también yo esperaba con ansias la llegada del 2020. Guardaba un optimismo cauteloso con la llegada de una nueva década, esperando que, por fin, pudiéramos comenzar a movernos hacia el futuro.

 

Hemos perdido las primeras dos décadas del nuevo siglo, tropezando y chocando unos contra otros, dando vueltas a los mismos problemas, sin una voluntad firme para resolverlos. Así hemos permitido que se cocine una de las peores crisis que la Isla ha tenido en su historia moderna.

 

Así, nos estancamos en una profunda y larga depresión, se hipotecó el futuro de las próximas generaciones, presenciamos la quiebra del gobierno, se vacío la Isla, y nos golpearon mortalmente un huracán y un terremoto. 

 

En el trayecto, el Congreso impuso una sindicatura parcial sobre el gobierno territorial.

A pesar de todo lo anterior, la clase política, principal protagonista de la destrucción económica de la Isla, se ha afincado en las malas prácticas que han colapsado la gobernanza y la posibilidad de una recuperación económica.

 

Como nota aclaratoria, diversas voces, incluyendo a este servidor y otros colegas, han planteado soluciones, propuestas concretas e ideas para revertir la ruta caótica en la que los gobernantes colocaron a la Isla. La dura realidad, es que poco les ha importado.

 

 

 

A continuación, presento una cronología de los eventos que mi juicio marcaron momentos importantes en la ruta hacia la destrucción económica de la Isla.

 

1996: El Congreso Federal elimina la Sección 936 del Código de Rentas Internas, provocando el comienzo de la fuga de cientos de fábricas y la pérdida de 100,000 empleos altamente remunerados. Esta sección proveía incentivos contributivos a empresas multinacionales operando en la Isla.

 

1998: El huracán George, categoría 3, ocasiona destrucción generalizada en la Isla. FEMA y el resto de las agencias federales inyecta sobre $6,000 millones en ayudas para levantar la Isla.

 

2001: Ataque terrorista a las torres gemelas en Nueva York provoca leve recesión en Estados Unidos y la Isla.

 

2005: Inicia el infame gobierno compartido, el Partido Popular Democrático gana la gobernación por escaso margen, y la legislatura es controlada por el Partido Nuevo Progresista. Comienza un período de tensión política que provoca el cierre del gobierno en el 2006.

 

2006: Ante tranque en las negociaciones para proveer fuentes de liquidez al gobierno para evitar la degradación del crédito del ELA, el gobierno cierra por dos semanas. En el 2006, se aprueba e implementa un impuesto al consumo de 7% sin rebajas contributivas.

 

2007: Comienza la gran depresión criolla, que se extiende hasta estos días. El gobierno comienza a emitir deuda para inyectar liquidez que permitiera financiar gastos recurrentes.

 

2008: Colapsan los mercados financieros en Estados Unidos y la economía entra en una recesión que agrava la situación local.

 

2009: Se implementa la Ley 7, como un programa de austeridad que evitaría la degradación del crédito del gobierno.

 

2010: El FDIC, lidera en la Isla la consolidación bancaria más grande realizada en territorio de los Estados Unidos. Tres bancos son declarados insolventes y son consolidados a tres instituciones bancarias.

 

2014: Las agencias clasificadoras degradan a chatarra los $70,000 millones de la deuda pública de la Isla. Gobierno pierde acceso a los mercados de capital. Gobierno realiza una última emisión de $3,000 millones que es comprada por fondos de capital de alto riesgo.

 

2015: Por primera vez, el gobierno entra en un default al no pagar la deuda. Comienza la crisis de la deuda, que devalúa los precios de los bonos. Aumenta el IVU de 7% a 11.5%.

 

2016: Ante el temor de una crisis financiera mayor en su territorio en el Caribe, el Congreso Federal impone mediante la ley PROMESA, una Junta de Control Fiscal (JSF), para reestructurar la deuda pública y sanear las finanzas públicas.

 

2017: El gobierno se acoge al título 3 de la ley PROMESA y se declara en quiebra. En septiembre, el huracán “María” de categoría 4 destruye a Puerto Rico, ocasionando pérdidas de $80,000 millones.

 

2019: Un polémico chat entre el gobernador y sus allegados más cercanos, provoca amplio malestar social, movilizaciones y una gran crisis política que provoca la renuncia de Ricardo Rosselló. La crisis política y casos de corrupción provocaron que el gobierno federal frenara las ayudas para financiar la reconstrucción de Puerto Rico.

 

2020: En enero 7, una serie de terremotos causan destrucción en la región sur de la Isla. El descubrimiento por parte de ciudadanos de un almacén con suministros en Ponce, algunos expirados, provoca una gran indignación que nuevamente saca a la calle a miles de personas a protestar contra el gobierno.

 

¿Cuánto más dolor, angustia y sufrimiento tenemos que experimentar como pueblo para comenzar a tomar las decisiones que nos saquen de esta crisis permanente?

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Hagamos del 2019 el año de Puerto Rico

January 1, 2019

1/5
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive