Los potenciales costos económicos de la actual crisis gubernamental

July 15, 2019

La crisis gubernamental e institucional que enfrenta Puerto Rico no tiene precedentes. Lo más cercano a la actual crisis que enfrenta actualmente la Isla, ocurrió en mayo de 2006, cuando cerró el gobierno debido a la falta de fondos para mantener los gastos operacionales, incluyendo la nómina de 150,000 empleados.

 

La crisis que duró dos semanas casi provoca la degradación del crédito del gobierno por las casas acreditadoras y colocó a la Isla al borde del abismo financiero. 

 

Aunque se lograron medidas para salir de aquel tranque, que incluyó la implementación del IVU que dio un respiro temporero a la grave situación financiera.  A pesar de aquellos esfuerzos, la crisis estructural continuó, y entre el 2015 y 2016, Puerto Rico entró formalmente en quiebra, con las consecuencias que ya se conocen.

 

Sin embargo, la actual crisis tiene otras proporciones. Además de la quiebra y la sindicatura federal, el golpe del huracán María ha complicado los escenarios económicos y fiscales para la Isla. Es dentro de ese contexto que hay que evaluar como la actual crisis de gobernanza pueden afectar la economía.

 

Impacto sobre la recuperación económica

A casi 22 meses del huracán, todavía la economía no ha regresado a los niveles pre-María. A pesar de una recuperación moderada en el 2018, apoyada por las primeras inyecciones de FEMA ($20,000 millones), y otros fondos, la economía muestra nuevamente síntomas de debilidad. Las ayudas para prometidas por el gobierno federal ($40,000 millones) se han detenido, y los eventos recientes, pueden afectar aún más la voluntad del gobierno federal para desembolsar las ayudas.

 

Parálisis de las ayudas federales

Los eventos recientes pueden tener el efecto de paralizar el envío de los fondos de recuperación. Ya el Congreso Federal, dejó saber que aumentará los controles sobre Puerto Rico, lo que atrasaría la llegada de los recursos para reconstruir la economía. De ordinario, la Isla recibe sobre $18,000 millones anuales en transferencias federales.

 

Impacta los procesos de reestructuración de la deuda y reformas bajo PROMESA

Luego de tres años de haber entrada en vigor la Ley Federal PROMESA, el proceso de reestructuración de la deuda y saneamiento fiscal, está en un punto crucial. La inestabilidad gubernamental creada por la actual crisis puede afectar la toma de decisiones claves para sacar finalmente a la Isla de la quiebra y retomar la ruta de la recuperación.

 

Desalienta la llegada de inversión privada

La falta de credibilidad del gobierno y la propia crisis pueden desalentar nueva inversión y la atracción de capital fresco para reconstruir la base productiva de la Isla. La crisis de gobernanza puede tener el efecto de desalentar nuevas inversiones y el interés de la comunidad empresarial internacional en venir a Puerto Rico. También se puede retrasar la reapertura de los mercados de capital luego de reestructurar la deuda.

 

Afecta la confianza de los consumidores

La sensación de ingobernabilidad puede tener el efecto de crear desasosiego entre los consumidores y los empresarios. Claramente, los eventos graves que hoy siguen ocupando la discusión pública, están creando un ambiente de incertidumbre a través de todos los sectores económicos. La confianza hacia el futuro, pueden afectar el funcionamiento normal de la economía en un momento clave.

 

Para más información pueden suscribirse a nuestro portal www.economiapr.com y tener acceso a más de 100 indicadores económicos, modelos de proyección y otras herramientas de análisis. O llamar al 787 420-3380.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Hagamos del 2019 el año de Puerto Rico

January 1, 2019

1/5
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive