Las implicaciones del cierre del gobierno federal para Puerto Rico

Entre la noche del 21 y la madrugada del 22 de diciembre, a solo 3 días para la llegada de la navidad, el liderato político de los Estados Unidos, no pudo llegar a un acuerdo fiscal que permitiera aprobar un presupuesto de gastos, provocando así el cierre parcial del gobierno.

Por tercera vez, el gobierno de la principal economía del mundo, cierra en lo que va de la administración Trump, dejando en el aire a cerca de 800,000 funcionarios del gobierno federal.

La principal razón para el tranque, es la insistencia del Presidente Trump de que el Congreso autorice una asignación de $5,000 millones para financiar su controversial muro, principal promesa de campaña electoral. Ante la inminente cambio de mando en la Cámara Federal, que pasa a manos de los demócratas, Trump quiere asegurar el dinero para su muralla en la frontera con Méjico.

El cierre es parcial porque tres cuartas partes del presupuesto para el 2019 está autorizado. No obstante, el cierre afecta a nueve agencias claves, entre ellos el Departamento de Estado, el de Agricultura, Vivienda, Comercio, Seguridad Nacional, Vivienda, y Desarrollo Urbano, Interior, Justicia, Transporte y el Tesoro. Las áreas claves como seguridad de las fronteras y la seguridad pública mantendrán sus trabajos, pero el segundo grupo, tendrá que trabajar sin paga.

Los pagos por Seguro Social y demás beneficios federales (transferencias) no deben verse afectados. No obstante, el cierre parcial del gobierno federal ocurre en un momento en el cual, surgen el fantasma de una recesión en los Estados Unidos, esta semana los mercados financieros tuvieron unas de las peores jornadas en años recientes, y de seguir la tendencia, será el peor diciembre para Wall Street desde el 2008.

Las ganancias obtenidas en el 2018, fueron eliminadas por las bajas de las últimas semanas. Así las cosas, el cuadro económico y fiscal para el cierre del 2018 y el comienzo del 2019, no luce muy positivo.

Para Puerto Rico, nada de lo que está pasando es positivo. En primera instancia, el cierre del gobierno federal puede afectar a los cerca de 15,000 empleos que generan en la Isla. Desde el FBI hasta los empleados de los parques nacionales, se afectan por este cierre.

Indirectamente, el cierre del gobierno quita atención al desembolso del dinero para la reconstrucción de Puerto Rico, que para el año fiscal 2019 se estima en $12,000 millones. Hemos planteado anteriormente, que localmente hemos creado una fe ciega en el desembolso de esos recursos pero la realidad es que el dinero no está fluyendo según se programó.

Ante ese escenario, y la posibilidad de que el dinero llegue de forma reducida, los trabajos de reconstrucción post-María, se verán paralizados con grandes consecuencias para la economía en el 2019. De hecho, nuestros análisis (Inteligencia Económica Inc.) plantean una reducción significativa al estimado de crecimiento en el Plan Fiscal que es de 7.5% para el 2019.

Por diversos factores, estamos entrando en una nueva etapa en donde tenemos serias dudas de que la economía pueda entrar en una etapa de recuperación como se había estimado originalmente, durante los próximos 12 meses.

La subida de tasas de interés, la posible recesión en Estados Unidos, la debilidad en el flujo de fondos federales, y la incapacidad del gobierno local para implementar reformas estructurales, van a limitar grandemente las posibilidades de crecimiento de la economía en el 2019.

El único factor positivo es que el precio del petróleo ha bajado a $45 el barril, lo cual da un alivio grande al bolsillo del consumidor. No obstante, las bajas en los mercados financieros golpea malamente los fondos de retiro, y los 401k de las personas. Estaremos evaluando la evolución de estos eventos y publicando análisis de seguimiento.

Por el momento, feliz navidad a todos!

736 views
Need more details? Contact us

We are here to assist. Contact us by phone, email or via our Social Media channels.